Repaso lo que llamamos franquismo y veo periodos muy diferentes, y al final un enorme salto cualitativo del país. Los testimonios, los documentos, nos dicen cosas que a algunos les dejarán pasmados. Resulta que la Seguridad Social no la inventó Felipe González, sino que fue cosa de Eduardo Dato impulsada por José Antonio Girón de Velasco, junto a una legislación laboral que hacía difisilísimo el despido. Y si escarbamos un poco más en el recuerdo, junto a despotismos y corrupciones, veremos cooperativas agrarias, viviendas populares, escuelas públicas, nuevas carreteras. Y el INI. En los años del franquismo tuvimos un sector público que sería la peor pesadilla de los liberales y la envidia de los socialdemócratas de hoy. Paradojas de la Historia.

Somos lo que somos por lo que fueron nuestros padres. No somos el país subdesarrollado de los años treinta y cuarenta porque nuestros mayores se sacrificaron y trabajaron como fieras en los cincuenta y los sesenta. Justamente en aquellos famosos años, mis padres soportaron

la guerra y el hambre. Yo crecí bien alimentado jugando a las chapas sobre las ruinas del Cuartel de la Montaña. Mi hijo tuvo videojuegos y nunca le faltó de nada. Y para mi satisfacción, hoy ya está volando solo.

¿Hay que olvidarlo porque todo ello ocurría bajo uno u otro régimen político?

Alfonso Arteseros

La memoria de un pueblo
(1939-1975)

La historia de España bajo el franquismo como jamás se ha contado. 13 Capítulos, 5 DVDs, con imágenes y testimonios inéditos del archivo audiovisual de Alfonso Arteseros.

La memoria de un pueblo es el relato visual y sonoro de treinta y seis años, siete meses y veinte días de la vida de los españoles: el tiempo que duró el régimen franquista. No es tanto la historia del fran­quismo cuanto la de España y los españoles en los años del franquismo.

Trece episodios con imágenes y testimonios inéditos de los protagonistas de nuestro pasado reciente. El archivo audiovisual de Alfonso Arteseros, con más de nueve mil entrevistas e infinidad de horas de valiosas imágenes de aquellos años, es la base de esta narración televisiva de lo que realmente ocurrió entre el 1 de abril de 1939 y el 20 de noviembre de 1975.

En cada episodio, se hace una selección de los temas que marcaron el rumbo del país en la época y que sirven de hilo conductor de la narración (el encuentro de Hendaya, la División Azul, los maquis, la llegada de los primeros embajadores, el fin de la autarquía, la llegada de los tecnócratas), y también de todo lo que se grabó en el recuerdo y el corazón de los que vivieron aquellos tiempos. El hambre, la cartilla de racionamiento, la muerte de Manolete, el gol de Zarra, la visita de Eisenhower, el asesinato de Carrero, las costumbres, las canciones, las modas, la publicidad, la automoción, el deporte, los toros, los Beatles en España, la muerte de Marilyn o Kennedy, la llegada del hombre a la Luna…

No son documentales al uso. Más que la voz en off la palabra la tienen los protagonistas con sus imágenes y sus testimonios, y los espectadores con sus recuerdos, activados por este auténtico repaso a su banda sonora sentimental y a su álbum de fotos guardadas en el recuerdo.

No sólo se ve y se oye lo sucedido en el ámbito político, sino también lo que vivían y sentían los españoles en general. Todos los españoles, vencedores y vencidos, triunfadores y perdedores, españoles del interior y del exilio. Lo que pasaba en El Pardo y en el último rincón del más pequeño pueblecito.

La memoria de un pueblo parte de una premisa esencial: hay una historia escrita en los libros y otra en los corazones, y sin perder de vista la primera bucea en la segunda, la de los recuerdos, la de los sentimientos. Casi cuatro décadas dieron para muchas sensaciones, muchas esperanzas, muchas amarguras, ilusiones y frustraciones. Gracias a un impresionante patrimonio audiovisual volvemos a la época en la que el mayor tesoro era una cartilla de racionamiento y avanzamos hacia los años de las primeras lavadoras, del Seat 600, el tiempo en que tantos españoles dijeron adiós a los corrales y dieron la bienvenida a los cuartos de baño.

Protagonistas y testigos, en primera persona

En primer plano y en primera persona, los testimonios de Ramón Serrano Suñer, el cuñadísimo, Enrique Líster, el implacable jefe del quinto regimiento republicano. El micrófono y la cámara de Alfonso Arteseros recogen el testimonio torrencial de un simpático pescador que fue el que localizó la perdida bomba atómica en Palomares. Recordamos los días en que llegó Eva Perón con su aureola de populismo y lujo y un cargamento de carne y trigo. Miguel Gila hace una emotiva evo­cación de correos; Antonio Ozores recuerda su primer Seat 600; Juanito Valderrama cómo compuso El Emigrante o Fernando Arbex cómo se formaron Los Brincos; Rafael Alberti; la hija del almirante Carrero; José Utrera Malina; Felipe González …